top of page
  • Foto del escritor@mapaparaemprendedores

¿Qué deberías tener en cuenta a la hora de escribir para un blog?



¿Has sentido en algún momento el deseo de hablar sobre temas de interés alrededor de tu negocio, pero no te atreves porque no sabes cómo hacerlo ni qué elementos tener en cuenta? No te preocupes, te entiendo perfectamente y me gustaría presentarte algunas recomendaciones que te pueden ayudar a escribir un post para un blog.

  1. ¡Anímate! Tu experiencia y conocimiento cuentan. Seguramente has pasado por algunos momentos donde no sabías qué hacer o cómo resolver una situación que parecía amenazar tu negocio o detener tu proyecto. Es probable que otros emprendedores estén pasando por lo mismo y tú puedes ser de gran ayuda con tus consejos y recomendaciones. De igual forma, es probable que algunos de tus clientes no sepan cómo aprovechar mejor el producto o servicio que adquirieron contigo, así que será bien recibido el apoyo extra.

  2. Identifica tu público. Funciona igual que en tu emprendimiento, donde tienes en cuenta las características más importantes de tus clientes y seguidores, así como sus preferencias. Aunque se trata de aportar desde tu experiencia, el tema debe estar asociado a los intereses de tu público, y necesitas preguntarte: ¿cuál es el objetivo que persigo escribiendo este post y a quién le resultaría útil la información que quiero compartir? Esto te ayudará a definir el tipo de lenguaje y los términos que usarás. Una de las ventajas del blog es que permite usar un lenguaje sencillo, personal e informal, de modo que puedas tener mayor confianza a la hora de escribir.

  3. Se tú mismo. Este es uno de los consejos que siempre les doy a las personas que me preguntan cómo escribir. No te compliques con un lenguaje muy elaborado o usando palabras difíciles de comprender (a no ser que sea estrictamente necesario debido a que tu público sea muy especializado en alguna línea o rama particular). La idea es que puedas expresar con tus propias palabras algún asunto de interés para tus clientes y seguidores. Por supuesto, tu lenguaje siempre debe ser respetuoso y procurar que, aunque sean tus propias palabras, tu audiencia logre entender con claridad el mensaje.

  4. Se aprende a escribir escribiendo. Realiza un borrador con las ideas principales que quieres compartir y desarróllalas libremente, así podrás identificar sobre qué quieres hacer énfasis y qué puede esperar para una próxima oportunidad. Luego, podrás escribir tu artículo a partir del borrador. Deja reposar tu escrito un par de horas o días y, después, léelo para encontrar inconsistencias (por ejemplo, aspectos ortografía y redacción) o detalles que se te pudieron escapar.

  5. Ni tan extenso que aburra, ni tan corto que no se entienda. Algunas personas creen que, para que un artículo sea bueno o creíble, debe ser muy extenso, pero esto no tiene porqué ser así. La extensión adecuada será el resultado del uso preciso de las palabras que den claridad sobre lo que quieres hablar, sin dar muchos rodeos, pero sin omitir los detalles necesarios. Como te indiqué en el punto anterior, el uso del borrador te permitirá darte cuenta de esos detalles y podrás delimitar tu tema.

  6. Recuerda citar las ideas de otros. A veces, para reforzar las ideas que queremos decir, nos podemos apoyar en palabras que alguien más pudo haber dicho en el pasado. Si esto te ocurre, menciona a la persona o sitio de donde sacaste la información y deja una nota o enlace donde tus lectores puedan ir a consultar, si así lo desean. Con esto, estarás respetando los derechos de autor. Por ejemplo, Berto López en su blog Ciudadano 2.0, afirma que uno de los objetivos un blog es que los lectores puedan estar al tanto de las novedades de sus temas de interés.

  7. Ten cuidado con la redacción y la ortografía. Hace un tiempo, en redes sociales circulaba un meme que decía que leer un mensaje con mala ortografía era tan incómodo como hablar con alguien que tenía mal aliento. Aunque esto parezca fuerte (incluso pudiera ser ofensivo para algunos), es real. La buena escritura también hace parte de la imagen de tu negocio. Como te mencioné, no tienes que usar palabras sofisticadas, pero sí te recomiendo expresar con claridad tus ideas y revisar la ortografía. Puedes buscar ayuda de personas que tengan un poco más de experiencia en escritura, consultar en internet algunos diccionarios o sitios donde te den consejos sobre ortografía.

  8. Una buena despedida. Una de las ventajas que tiene el blog es que puedes generar contacto con tus lectores. Aprovecha las líneas finales de tu escrito para generar un vínculo con ellos, donde sepan que sus opiniones son importantes. Invítalos a compartir tu escrito y deja la puerta abierta a nuevas posibilidades contacto con ellos para tratar nuevos temas que surjan.

La escritura en blogs es una herramienta que complementa tu gestión emprendedora, ya que provee información valiosa a tus clientes y seguidores. Como su lenguaje es más informal que el de otros escritos, se crea cierto ambiente de cercanía y confianza con tu público. Adicionalmente, la posibilidad de recibir comentarios también te proveerá información que puedes recopilar para mejorar tu negocio. Si crees que publicar en blogs te ayudará a tener una mayor visibilidad y contacto, aprovecha la oportunidad.

Para mí es un gusto saber que continuaste con la lectura hasta el final. Espero esta información te haya resultado de utilidad y que puedas compartirla. Por supuesto, me encantaría conocer tu opinión y saber cómo podría guiarte en tus procesos escritura.


10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page